Monseñor Castro llamó al servicio y la humildad durante Solemnidad del Cristo de Pampatar

“Celebramos un misterio muy profundo que se esconde en la venerable imagen del Cristo del Buen Viaje, a él encomendamos todos los afanes de todos nosotros, pero quiero especialmente encomendarle a los pescadores, para ellos el Cristo es una compañía constante”. Así comenzó su homilía Monseñor Fernando Castro Aguayo, durante la misa solemne en honor del Santo Patrono de Pampatar.

El servicio religioso se ofreció en la plaza de Armas de Pampatar, durante la mañana de este jueves, con la presencia de destacadas personalidades de la vida social, política y cultural del municipio Maneiro y del estado Nueva Esparta, quienes en un solo fervor compartieron con toda la comunidad de esta solemnidad, que nace de la devoción y el fervor popular.

El Pastor de Margarita recordó que la tradición católica celebra hoy en todo el mundo, la Cruz de Mayo, “en este día las cruces se adornan con hojas verdes y flores, se refleja en ese signo que la cruz de Cristo es un árbol frondoso, fecundo, fuente de bendiciones porque refleja el inmenso amor de Dios. En el caso de Nuestro Viejo de Pampatar, “él llegó a Pampatar para no irse, quiso quedarse para enseñar, proteger y acompañar a todos los que lo veneramos y todos tenemos la seguridad de su presencia eficaz y consoladora”.

Monseñor se refirió a la humildad de Jesús quien, siendo Dios se hizo semejante a los hombres, “al último, al despreciado, al excluido, como era el ajusticiado en cruz”, se despejó de su gloria. Reafirmó ante los devotos que el Señor sufrió y padeció lo que ninguno de nosotros sufrirá, advirtiendo que esto es una llamada para que purifiquemos nuestros afectos, actitudes y mejorar nuestro servicio como humanos, “porque Jesús tocó la carne de los más necesitados como lo pide el Papa Francisco”.

Lamentó “el fracaso de la separación familiar”, refiriéndose a la emigración de personas, sobre todo los jóvenes quienes parten desde Venezuela a otros horizontes para buscar mejores alternativas de vida y contribuir con sus seres queridos que continúan luchando en Venezuela.

Rechazó lo que él llamó “un océano de promesas hechas ya mil veces” que realizan quienes manipulan a los pobres e instalan la inequidad, “más que una dominación ideológica, una esclavitud… Cristo tiene la última Palabra”.

Finalizando sus ideas, inspiradas en un reciente encuentro episcopal venezolano, hizo un llamado a la Esperanza, con la cual es posible asumir valientes actitudes de solidaridad y darle otro rumbo a esta historia, “Cristo quiere nuestra conversión personal y comunitaria”.

De la solemnidad al espectáculo

Ya en la tarde, la alcaldía de Maneiro, ofreció un espectáculo de alta factura para toda la ciudadanía del municipio y quienes se acercaron para disfrutar un rato festivo entre el Castillo San Carlos de Borromeo y el Palacio Municipal.

El cartel de la tarde estuvo conformado por Margarita Boys, Danzas Virgen del Valle, José León con su grupo y La Melodía Perfecta, quienes cerraron el espectáculo que fue del disfrute de grandes y chicos, marcando punto de referencia en estas fiestas para futuras ediciones.

Cerrando los actos religiosos del día, se efectuó la procesión por la calle principal de Pampatar, hacia el sector oeste de la ciudad, pasando por la calle Luisa Cáceres de Arismendi, hasta retornar al Santuario.

9652

0 Comments

Todavía no hay comentarios

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *